S · Marí es un restaurante familiar que lleva medio siglo en el pueblo de San Antonio, Ibiza. Para renovar la identidad corporativa tuve en cuenta que es un pequeño negocio que ha ido heredándose de padres a hijos, un lugar donde se disfruta de la calidez, tradición y calidad.

 

Rompiendo con el estilo típico ibizenco y moderno establecido en la mayoría de restaurantes y locales de la isla, se creó algo mucho más cercano para el consumidor, donde pueda disfrutar de la buena comida y la tranquilidad.

El isotipo es el punto fuerte de la marca, representa la familia, los progenitores abrazando a su descendencia, simbolizando la herencia, la perseverancia, la experiencia, el trabajo y la tradición familiar.